VIAJE DE PESCA A ESLOVENIA Y AUSTRIA CON LUÍS VILLAS

ESLOVENIA 
Los Alpes Julianos y sus aguas turquesas

Eslovenia es un país idílico para los amantes de la naturaleza y en especial para los aficionados a la pesca. Posee unos bosques inmensos, espesos y umbríos, que dan cobijo a una de las más importantes poblaciones de osos en Europa. De hecho, Eslovenia es el tercer país europeo con mayor masa boscosa, por detrás de Finlandia y Suecia. Bosques surcados por cauces de ríos de aguas de color esmeralda de una belleza casi irreal.

En la última década, el país ha visto incrementadade manera exponencial el número de visitantes, y de la misma manera es cada vez mayor la cantidad de pescadores que llegan al país atraídos no sólo por sus espectaculares ríos sino por la posibilidad de capturar truchas marmoratas, algunas de ellas de tamaños descomunales.

Bien cierto es, por otra parte, que coexisten dos tipos de escenarios de pesca muy diferentes; aquellos destinados al turismo puro y duro, en el que priman tramos de ríos atestados de truchas repobladas, en los que no es difícil capturar más de cincuenta truchas de mediano o generoso tamaño en una jornada de pesca, y otros recónditos de increíble belleza en los que dos docenas de truchas dan más satisfacciones que un ciento en otras aguas.

En este viaje, capitaneado por Adrián, que ha pescado en Eslovenia unos cuantos años, nuestro objetivo era conocer nuevos ríos, alejados de los principales cursos de agua, un tanto remotos y desconocidos, inmersos en un entorno idílico, con muy baja presión de pesca y presencia más o menos constante de truchas marmoratas y arco iris de buena talla.

Nada que ver con los tramos destinados al turismo, en los que los peces suelen ser mucho más fáciles. Aquí el pescador se ve forzado a dar lo mejor de sí mismo, tanto en la correcta elección de la mosca o ninfa como en una presentación pulcra imprescindible para tener opciones de captura dada la extrema transparencia de las aguas.

En muchas ocasiones, en especial en ríos de cabeceras o menor caudal, hicimos una pesca de equipo, pescando juntos y alternando posturas. Una mezcla de caza y pesca en la que el objetivo era remontar lenta y sigilosamente el río, localizando los peces apostados en cada postura y dando buena cuenta de ellos.

Es de resaltar la extrema agresividad que mostraban las marmoratas de medio tamaño, ya que en varias ocasiones al traer clavada una iris de 30 cm vimos cómo una marmorata de 40-45 cm se lanzaba a por ella, en algunas ocasiones de manera reiterada. Incluso en una ocasión, después de un ataque como el descrito, vimos cómo de manera agresiva y nerviosa embocaba hojas que llevaba la corriente a medias aguas.

Eslovenia es un país amable en el que al proyectar un posible viaje de pesca es importante conocer bien dónde y cómo obtener los permisos de pesca, ya que dependiendo de ríos y zonas, estos pueden obtenerse en determinados hoteles, gasolineras o supermercados y a fin de evitar dar palos de ciego y perder preciosas horas de pesca, conviene ir bien informado o estar bajo la tutela de un guía de pesca.

A la hora de pensar en el coste de un viaje de pesca a Eslovenia, recordar que la oferta de alojamientos rurales es enorme y que dormir puede costar unos 15€ por persona en un apartamento, que la comida es buena, abundante y económica, y que los permisos de pesca pueden costar desde unos 30€ hasta más de 100€ por día.

Muchos ríos conocidos, muchos por descubrir. Hasta pronto, Eslovenia.

Nota: uno de los alojamientos más aconsejables a orilla de río en la zona del río Idrija tanto para comer como para dormir por un precio modico es el siguiente www.gostilna-podkorito.si

Y AUSTRIA...

Una interesante alternativa cuando proyectamos un viaje de pesca a Eslovenia es hacerlo compatible con unos días de pesca en algún destino próximo a la frontera eslovena, como hicimos en nuestro viaje, en el que disfrutamos también de dos días de pesca en Rosegg, en las aguas privadas del HOTEL GARGANTINI

Disponen de más de 50 km de aguas privadas en los rios Drava, Gail, Möll, Chalk Stream, Rosenbach y Vellach. Las intensas lluvias de los días previos al viaje desaconsejaban la pesca en varios ríos, pero algunos de ellos, como el Möll y el Chalk Stream estaban en óptimas condiciones, por lo que fueron nuestro destino en Austria.

Los propietarios del hotel hablan español y son excelentes pescadores, poseyendo varios records certificados IGFA, entre los que se incluyen un hucho de 141 cm y 34'5 kg del Drava y una trucha arco iris de 106 cm y 16'5 kg en el rio Möll. Perfectos conocedores de todas sus aguas de pesca y del estado de las mismas en cada momento. Disponen también de tramos para pescar a spinning.

En el hotel se respira una atmósfera de pesca en cada rincón, y es costumbre habitual tomar una cerveza o vino justo antes de la cena comentando cómo ha ido la jornada de pesca con otros pescadores, frecuentemente franceses, italianos, alemanes, belgas... en un momento que se hace francamente ameno y podemos contrastar resultados y hacer un posible pronóstico de la siguiente jornada de pesca.

El tramo que pescamos en el Möll es el más bajo del río, justo cuando desemboca en el Drava. Truchas comunes e iris así como tímalos en abundancia, aunque no es un río que regale nada y obliga al pescador a trabajar cada postura, muy cómodo de vadear y de fácil acceso. Es un tramo de caudal regulado que suele bajar bien de agua casi en cualquier circunstancia. Disfrutamos de varias eclosiones con cebas intensas.

Nuestro último día pescamos el Chalk Stream, un tramo de cuatro kilómetros de longitud de suave corriente con una anchura media de seis metros y una profundidad de entre 50 cm y un metro. El tramo tiene una excelente accesibilidad y es ideal para pescar desde la orilla. En este tramo, que podemos considerar de trofeo, conviven salvelinos, truchas comunes, arco iris y huchos.
Se da la circunstancia de que también pudimos capturar alguna tucha dorada, variedad de trucha arco iris cuyo color anaranjado las hace perfectamente localizables en el río. Tuvimos al alcance dos huchos enormes -uno de ellos nos dijeron que rondaría los 17 kg- y varias truchas de entre 3 y 5kg, aunque tuvimos que conformarnos con piezas de menor calibre. El día anterior se pescó una común de cerca de 5 kg.

Nos quedamos con ganas de pescar el Gail, del que tengo buenas referencias, y el Drava, que alberga sin duda alguna los mayores tímalos de Europa. Otra vez será...








EL VÍDEO DEL VIAJE:



ALGUNOS DATOS DE INTERÉS:


  • Hotel Gargantini (pincha aquí).
  • Página con información acerca de la tramitación de cotos en Eslovenia (Pincha aquí)
  • Correo electrónico de Luis Villas para aclarar cualquier consulta: villasluis@gmail.com



EL EQUIPO:





¡Suscríbete!  Permanece atento a las últimas noticias, actualizaciones y fotos: 
¡Dale a "Me gusta" en Facebook!





0 comentarios :

Publicar un comentario

GRACIAS por comentar en www.o2natos.com | (Tu comentario será publicado tras su revisión)