Ríos Möll y Urschlauer Ache - AUSTRIA y ALEMANIA









PESCANDO EN AUSTRIA, Ríos Möll y Urschlauer Ache





Tras la satisfactoria experiencia del viaje de 2015, repetimos países, aunque no ríos. Conocía en parte el Möll, aunque quería conocer algunos tramos que nunca había pescado. En Alemania pescamos el Urschlauer Ache, un afluente del Weisse Traun cuya población piscícola es casi al 100% de trucha común.

Con este viaje, ya son catorce los años que he pescado en Austria, y sin duda alguna no será la última vez. Desencantado con el panorama nacional, en el que en las últimas dos décadas cada vez son menos los reductos en los que el pescador tiene ciertas garantías de que su salida de pesca sea exitosa, y teniendo que realizar en muchas ocasiones largos desplazamientos, la verdad es que una semana larga de pesca en el país alpino colma con creces las expectativas de disfrute de unas vacaciones de pesca.





El paisaje es bellísimo, los ríos parecen diseñados para el disfrute de la pesca a mosca, las aguas cristalinas mantienen una población de truchas y tímalos excelente, y por si fuera poco, algunos alojamientos como en el que estuvimos nosotros, tienen una relación calidad precio casi inmejorable. Siete días de alojamiento en media pensión, seis días de pesca en diferentes tramos del río Möll, cuestan alrededor de 650 €.





Nos alojamos en un agradable apartamento del Gasthof Dorfschenke http://www.dorfschenke.com/ , en la pequeña localidad de Stall, a trescientos metros del precioso río Möll. Su propietario es Gerhard, un amigable hombre que es pescador, propietario de los derechos de pesca de uno de los tramos que pescamos, y que cada día, después del desayuno acompaña a los huéspedes pescadores al río para indicarles las mejores zonas de pesca de cada tramo, con lo que se evita en gran manera dar palos de ciego en zonas que pudieran ser menos interesantes para pescar.




Pescamos los tramos de Stall, Winklern, Bachforelle, Kelag y el tramo privado de Gerhard, denominado Rossignoli. Todos ellos son tramos que merecen ser visitados, y aunque muy diferentes entre sí, mantienen el denominador común de una excelente población piscícola. Todos los tramos están muy próximos al alojamiento, ya que el más lejano está a quince minutos.





La pesca fue excelente en todos los escenarios. En Winklern un día de fortuna se pueden llegar a sacar cien peces, aunque la talla media suele ser menor que en otros tramos. Algunas posturas largas y muy uniformes pueden resultar menos atractivas, pero sin duda alguna merece ser pescado palmo a palmo.





El tramo de Stall tiene un parado muy largo en la parte inferior, la mayor parte no vadeable, aunque de vez en cuando se puede bajar al cauce. Nosotros pescamos esta parte del tramo de madrugada y sacamos muchas truchas de entre 20 y 30 cm a seca pescando tan sólo las sutiles cebas que se sucedían continuamente sobre todo cerca de las orillas.





La parte media del tramo es preciosa, una zona donde se suceden corrientes y pozos y la pesca puede resultar más técnica. Aguas arriba el río es más ancho y uniforme, con frecuentes tiradas de una profundidad media de 20 a 40 cm, pero siempre con muchos peces. Otra cosa es localizarlos, ya que es muy frecuente encontrarlos apostados cerca de la orilla, pero los tímalos suelen ser gregarios y tienen querencia por cualquier pequeña hondonada para apostarse en grupo.





El tramo de Bachforelle es el del club de pesca y Gerhard, que es socio del mismo, tan sólo dispone de un limitado número de permisos para sus huéspedes. Un tramo muy bonito con zonas de corrientes de más profundidad y que al igual que todos los tramos que pescamos, tiene muchísimos peces.

El tramo de Kelag me dio una de las mayores satisfacciones del viaje, ya que un día saqué una docena y media de truchas y …cuarenta tímalos. A lo largo del día soltaron agua a intervalos desde una minicentral que hay en la cabecera del tramo, pero la única dificultad era vadear el río, ya que los peces se mostraron activos durante todo el día, tanto a seca como a ninfa.





En la zona inferior el cauce es bastante más ancho y más caudaloso, tal vez menos atractivo, pero igual de interesante para la pesca que la zona media o alta, donde si no sueltan agua se suceden frecuentes raseras con algunos pequeños pozos. Es especial en la zona inferior, existe la posibilidad de pescar el pez de tu vida. Nosotros lo más grande que sacamos tendría alrededor de un kilo, pero he visto fotos de truchas hasta de 16 kilos sacadas en la reserva de Kelag. Y a mosca…





Por último, el tramo de Rossignoli, que solamente podremos pescar si nos alojamos en el Gasthof Dorfschenke, ya que el propietario es quien posee actualmente los derechos de pesca del citado tramo. Es de enmarcar. En sus cuatro kilómetros no hay un metro de desperdicio. Precioso, y con muchísimos peces.




En la zona media del tramo hay una tirada recta, larga, lenta y con una profundidad en el centro de cerca de tres metros pero perfectamente vadeable por su orilla, en la que es una maravilla pescar muy despacio localizando los peces de mayor tamaño e intentar pescarlos, la mayoría de las veces con pequeñas ninfas.





En un rato que subió el caudal y se enturbió ligeramente el agua, clavamos algunas truchas y tímalos de auténtico trofeo a seca, pero los mayores peces o se soltaron o partieron el bajo. Sin duda alguna, uno de los mejores tramos que he pescado en Austria.







Éste año 2017 , de nuevo en Septiembre, es mi propósito volver a pescar el Möll y alojarme en el Dorfschenke, donde se cumplieron todas las expectativas, tanto por la calidad de las aguas que pescamos, como por la proximidad de los escenarios, la comodidad de los apartamentos, la comida, la hospitalidad y atención recibida por Gerhard, así como por una relación calidad precio extraordinaria.





De regreso a Munich, paramos dos días a pescar un tramo del Weisse Traun que no conocía y un río del que había oído hablar muy bien, el Urschlauer Ache, cuyos derechos de pesca son propiedad del Hotel Ortnerhof en Ruhpolding https://www.ortnerhof.de/





El Weisse Traun, aguas arriba de Siegsdorf, a unos 300 metros del hotel, tiene un cauce muy cómodo de transitar, paralelo a un carril bici en casi todo el tramo, totalmente vadeable con poco profundidad y continuas pequeñas cascadas fácilmente sorteables en cuyas inmediaciones se concentran la mayor parte de las truchas.







Vimos ejemplares hasta de unos tres kilos, especialmente esquivos dada la transparencia de las aguas y el bajo caudal que tenía el río a mediados de Septiembre. Entre mi hermano y yo sacamos alrededor de sesenta truchas pescando poco más de medio día, ya que antes de pescar tuvimos que ir a Siegsdorf a sacar la licencia de pesca.



Es un tramo ideal para personas de movilidad limitada, en el que una caña de 8 pies será suficiente para pescar con comodidad, ya que el cauce tiene una anchura de entre ocho y diez metros, poco profundo, y las orillas están permanentemente flanqueadas de árboles. Con caudal bajo, aguas cristalinas y días claros, es un río que puede resultar exigente a la hora de pescar con bajos finos y largos, moscas pequeñas y presentaciones delicadas. Los permisos se proporcionan en la recepción del hotel.

El último día del viaje pescamos el Urschlauer Ache. Delicioso. Exigente, que obliga a pescar palmo a palmo cada rincón, ya que donde menos te lo esperas te encuentras una trucha. El tamaño medio de las truchas, casi todas comunes -algo poco habitual en Alemania-, era de 25 a 30 cm, aunque sacamos varias de alrededor de un kilo y las vimos mayores.







El tramo tiene alrededor de diez kilómetros y según vamos remontando el cauce tiene menor caudal, pero hay que tener en cuenta que era final de temporada y las lluvias habían sido escasas durante el verano. En alguna postura urbana había una inusual concentración de truchas, muchas de ellas de muy buena talla y especialmente indiferentes a la mayoría de las moscas, ya que están acostumbradas a que la gente que pasa junto al río les eche trozos de pan a los que se tiran como pirañas.





A pesar de todo y a base de probar y probar conseguimos sacar muchas truchas en las posturas-panadería. En todo el día sacamos cerca de cien truchas, y más de el 90% eran comunes y sin apariencia de haber sido introducidas. Es un tramo muy demandado, por lo que si se tiene interés en pescarlo se debe hacer la reserva con bastante antelación.



Así como en el Weisse Traun, una caña de 8 pies línea 3-5 será suficiente y posiblemente más divertida de pescar que una caña de mayor longitud. El Hotel Ortnerhof, un lujo, tanto por sus instalaciones como por su exquisita cocina.





Muy bonito viaje. Para repetir.



INFORMACIÓN

Muy importante: Para pescar en Alemania es absolutamente imprescindible obtener la licencia de pesca, sin la cual NO expedirán permisos de pesca aunque sean aguas privadas. El lugar más próximo para obtenerla es en la localidad de Siegsdorf en el Ayuntamiento. Abre de lunes a viernes a las ocho de la mañana y hay que llevar o DNI o pasaporte y una foto de carnet.

El Gasthof Dorfschenke http://www.dorfschenke.com/ está en Stall, a cuatro horas de coche del aeropuerto de Munich

El Hotel Ortnerhof https://www.ortnerhof.de/ está en Ruhpolding, a una hora y media del aeropuerto de Munich.


Empresas de guías de pesca en Austria: www.alpsflyfish.com

Si alguien quiere información complementaria puede escribirme un correo a villasluis@gmail.com y estaré encantado de informarle.

LUIS VILLAS.




¡Suscríbete!  Permanece atento a las últimas noticias, actualizaciones y fotos: 
¡Dale a "Me gusta" en Facebook!



1 comentarios :

GRACIAS por comentar en www.o2natos.com | (Tu comentario será publicado tras su revisión)